no está satisfecha

El inmortal

Aubrey de Grey se ha enfrascado desde hace algunos años en el mayor desafío de la historia: derrotar al envejecimiento y prolongar la vida humana. Tiene la fórmula. Una ruta. Y va camino a ello.

Publicado: 2013-07-04
Aubrey de Grey tiene la fórmula para derrotar al envejecimiento. Y desde hace más de quince años se ha enfrascado en esa carrera de largo aliento que podría cambiar el destino de la humanidad. Un tipo de barba milenaria y graduado de Ciencias de la Computación de Cambridge y adicto a la cerveza que obtuvo un PhD de Cambridge por publicar solo un libro capaz de cambiar nuestro futuro: «La teoría del envejecimiento de los radicales libres mitocondriales», o cómo evitar o prevenir el daño al ADN mitocondrial podría prolongar el periodo de vida de las personas. 
El problema parece complejo, pero reducido a la fórmula de Aubrey de Grey parece simple: una posible razón que explique el envejecimiento estaría en la acumulación de residuos celulares en nuestro cuerpo. Nuestras células con el tiempo dejan de funcionar como deberían sobre todo por los residuos que hemos ido acumulando y por los oxidantes que desgastan nuestras mitocondrias. Hasta los treinta años el asunto parece imperceptible, pero con los años a cuestas nuestro metabolismo (y la limpieza celular) se vuelve cada vez menos eficiente. 
Desde que nacemos, nuestro cuerpo se destruye y reconstruye a nivel celular día tras día, pero este proceso está lejos de ser un mecanismo perfecto. Hay residuos y agentes externos que afectan nuestras células. Vivir, en realidad, es ensuciarse (y morir) lentamente. Corregir ese metabolismo es un objetivo que ni al propio de Grey se le ha ocurrido llevar a cabo. Él más bien propone la limpieza de los residuos. Cuantos más residuos contenga una célula, menos eficiente será su metabolismo. Y si logramos mantener el funcionamiento de nuestro cuerpo en su estado más efectivo, estaríamos en condiciones de prolongar nuestra existencia mucho años más del promedio actual. Y en excelentes condiciones físicas. 
¿Estamos cerca o lejos de que de Grey encuentre la fuente de la eterna juventud? Aquí una entrevista de Peter Brietbart a Aubrey de Grey en el que se abordan precisamente estos temas: la inmortalidad, la sociedad, la condición humana y nuestro (¿próximo?) futuro.

¿Por qué deberíamos acabar con el envejecimiento?

La razón fundamental por la que debemos desarrollar una medicina contra el envejecimiento es porque el envejecimiento es malo para uno. Hace que la gente se enferme. Hay muchos puntos de vista sobre cómo la gente debería vivir, pero no hay realmente ningún debate sobre el hecho de que a la gente no le gusta estar enferma. No les gusta que la persona que quieren esté enferma. Esa es la razón principal.

Es importante además recalcar que el cuerpo humano es solo una máquina. Es una maquinaria muy complicada, pero una máquina despues de todo, lo que significa que si tú puedes detener que se enferme, estás evitando a su vez que muera. Por lo menos tendrá una muy baja probabilidad de morir en un tiempo cercano que si estuviese enfermo. Habrá un efecto secundario con la longevidad en cuanto a la derrota médica del envejecimiento, pero es solo un lado secundario. Yo no trabajo sobre la longevidad, yo trabajo para que la gente no siga enfermándose.

¿Cómo respondes al dicho de que es una ilusión demasiado lejana pensar esto seriamente, o que en todo caso es una antesala de la ciencia?
El único modo de replicar esas aseveraciones en relación a las propuestas tecnológicas radicales de cualquier tipo es mirar en los detalles. Miremos en dónde estamos ahora, a dónde estamos yendo, cuál es la ruta de aquí a allá, y miremos específicamente qué queda por ser hecho y buscar estas respuestas no en las bases abstractas, sino actualmente de los líderes del mundo en estos campos. Eso es exactamente lo que yo he hecho.
¿Quiénes son los amigos del envejecimiento?
La mayoría de gente, me parece, está poco preocupada cuando se habla sobre la derrota del envejecimiento. El miedo a lo desconocido les abruma. Olvidan que tenemos un problema hoy, que preferimos no entender el mal de Alzheimer o problemas cardiacos y similares. Continúan preocupados sobre las clases de cosas que prevén como inconvenientes de un munto post-envejecimiento como la sobrepoblación, dictadores viviendo por siempre o la imposibilidad de pagar pensiones, o lo que sea que podría ser. Encuentro esto extremadamente frustrante, porque últimamente es un completo abandono de algún sentido de proporción. Me parece extraordinario que la gente esté dispuesta a disfrutar de esta especie de negación. Pero no es extraordinario desde el punto de vista psicológico porque hasta hace poco -hasta que llegué yo- ha sido perfectamente razonable considerar que la derrota del envejecimiento era un largo camino lejano porque mucha gente lo había intentado y había fallado. Entonces uno tiene la opción de preocuparse por esta inevitable y horrible cosa que va a pasarnos, o alternativamente, encontrar algún modo de sacarlo de nuestras mentes y seguir adelante con nuestras miserables vidas cortas. Este último es de lejos más viable para algunos porque es mejor para ser feliz. Entonces no importa cuán irracional sean nuestas racionalizaciones; qué truco de manipulación psicológica nos toca usar, con tal de que funcionen en engañarnos para olvidar que tenemos un problema hoy. Recientemente, había visto eso con cierta simpatía. Solo ahora, cuando tenemos un camino adelante, y realmente estamos dentro acortando la distancia en la derrota del envejecimiento, que esa actitud llega a convertirse en una parte enorme del problema.
¿Cómo respondes a la afirmación de Sherwin Nuland de que "vivir largos periodos socavaría lo que significa ser humano"?
Es patético. Lo peor de todo es que Nuland es cirujano. Actualmente trabaja en la profesión médica. Para un periodista pensar de esa manera es una cosa, pero para un cirujano hacer eso es solo imperdonable. Nuland no quiere contraer el mal de Alzheimer más que el resto de nosotros.
¿Cómo aterrizas tu sistema moral, y cómo lo llevas para concluir que nosotros deberíamos acabar con el envejecimiento?

El modo en que yo pienso mi sistema moral es similar al modo en que decido sobre cosas técnicas, a saber: busco maneras para factorizar cosas, o para esquivar mi ignorancia. Uno de las más grandes dificultades que yo he tenido en la participación de especialistas del envejecimiento es que la mayoría de ellos son científicos básicos, en el que están impulsados por el deseo de encontrar cosas por el bien de encontrar cosas. Eso es un impulso curioso. Yo tengo objetivos más directos, enfocándome en desarrollar tecnologías que beneficien a la humanidad. Gran parte de la diferencia práctica entre estos dos estilos se reduce a la necesidad de conocimiento. Los científicos básicos no son muy buenos en tecnología, porque es difícil ver dónde detenerse, o dónde han aprendido lo suficiente. Los tecnólogos puede ser muy malos en la ciencia básica porque ellos no ven el valor en solo encontrar cosas, incluso si no sabes para qué uso se dará. Hay un gran abismo entre los dos tipos de disciplina. Creo que abarco ese abismo razonablemente bien, en que entiendo el uso de los dos modos de pensamiento. Pero soy sobre todo un tecnólogo teledirigido, lo que quiere decir que estoy interesando en encontrar modos para lograr estos fines, independientemente de responder a las preguntas que todavía no podemos responder. Con la edad, trato de encontrar maneras de reparar los diferentes tipos de daños moleculares y celulares que se acumulan en el envejecimiento, y si podemos hacerlo, no necesitaremos saber mucho sobre cómo los diferentes tipos de peligro son causados por el metabolismo.

Aubrey de Grey y su habitual cerveza

Para volver atrás de una manera giratoria a la pregunta, cuando se trata de mi estructura moral, es la misma cosa. Tomar, por ejemplo, la existencia o no existencia de un ser omnipotente. Durante mis años de adolescencia fui de aquí para allá en este punto. Pero a partir de los diecisiete, no he estado preocupado del todo por este asunto, he sido lo que yo llamaría un orgulloso agnóstico. Me di cuenta en ese momento de que no experimentaría ningún cambio significativo en la forma en que pasé la vida como consecuencia de bajar de un lado o del otro en lo que respecta a esta cuestión. Estaba haciendo cosas con fines humanitarios, y no porque Dios estaba diciéndome eso, sino porque sentí que me gustaba hacerlas. Realmente no sé por qué me dio la gana, pero nunca me molestó. Pensé: "Bien, si estoy haciendo el trabajo de Dios ya entonces no importa si estoy haciéndolo por una razón u otra". Ese tipo de razonamiento ha conducido mi aproximación a la moral desde entonces.

¿Cuál crees que es la principal dificultad de una humanidad sin vejez?

Esa es una pregunta peligrosa, porque nosotros no estamos en peligro de ser una especie post-vejez en los próximos veinte años, o quizá un poco más. Otras tecnologías se desarrollarán en el interín. Así que nuestra habilidad para actualmente describir el mundo en veinte años de otros modos es mínima. Eso significa que nosotros tenemos que ser extremadamente cuidadosos en dar algún tipo de opinión firme sobre qué problemas grandes tendremos. Sin embargo, nosotros podemos ciertamente identificar candidatos, como la sobrepoblación y el medio ambiente, pero son más bien pobremente pensados. Por ejemplo, el ratio de cambio de la población como resultado de la derrota del envejecimiento es un impacto muy lento en comparación con otros cambios tecnológicos. Después de todo, nosotros solo estaremos viejos año por año. No habrá ninguna persona de 1900 años de antiguedad. 

Hay cosas más interesantes, en virtud del crecimento en cuanto a vivir más tiempo. Por ejemplo, la economía estará estructurada de manera diferente, porque la gente tendrá diferentes objetivos y expectativas con respecto a lo que ellos necesiten hacer en términos de seguridad financiera. Hay un montón de preguntas interesantes con respecto al riesgo, también. Probablemente no seamos entusiastas con respecto a salir afuera en cuatro ruedas si sabemos que la opción de morir es más posible por cualquier otra causa externa. Por el momento es muy pequeña en comparación con el envejecimiento. Unos diez años atrás yo predije que conducir estaría prohibido cuando derrotemos al envejecimiento, pero he cambiado de idea. Creo que una mejor predicción es que simplemente lanzaremos dinero al problema, e invertiremos mucho en carros más seguros con varios tipos de tecnología que actualmente ya tenemos, solo que muy costosos. En este momento no es considerado una buena relación calidad-precio, pero pronto cambiaremos de parecer.

¿Debemos preocuparnos de que la tenología solo sea viable para una minoría rica?
Antes que nada, la gente querrá tener estas tecnologías. Votará por ellas, y será imposible restringírselas. Pero hay una segunda razón más convincente, que es que estas tecnologías tendrán que pagarse por sí mismas muy rápidamente. Lo que tenemos en este instante con medicinas de alta tecnología luce espantoso, porque una gran parte no es viable para la mayoría de la gente. Sin embargo, no es un precedente remotamente válido, ya que simplemente estas tecnologías no se pagarán por sí mismas. Las principales cosas que necesitan ser tratadas con medicamentos caros son relacionadas con la edad. Se trata a las personas y se pospone ligeramente su progresión en la enfermedad, pero solo ligeramente. Y entonces tienes que gastar un montón de dinero para mantenerlos en ese estado hasta que mueran. Así que vas a gastar mucho más dinero que antes para no mucho efecto. Mientras, si tenemos medicinas que contrarresten el envejecimiento, entonces tendremos una situación inversa. Es una situación en la que la gente nunca alcanzará ese estado en el que consuman enormes cantidades de recursos médicos de lo que actualmente reciben cuando están enfermos.
Cuando confirmamos esta entrevista, comencé a buscar opiniones de la gente sobre el envejecimiento. Una opinión muy firme de uno de los que pregunté dijo que la sobrepoblación era ya un problema, y que no le gustaría vivir en un mundo donde no pudiese tener un montón de niños. Él cree que el envejecimiento haría imposible concebir familias numerosas.

Bueno, vamos a tomar ese punto de vista. Yo tengo mi respuesta concisa para aquellos que dicen que no quieren vivir en ese mundo, que es "bien voluntario". No vamos a atar a la gente y rejuvenecerla a la fuerza. Mi respuesta seria es que debemos preguntarnos quién debe elegir entre la tasa alta de mortalidad y la tasa baja de natalidad, si aceptamos que realmente tenemos que hacer ese cambio. No hay soluciones que involucren un incremento exponencial de la población. ¿Deberíamos ser nosotros quienes escojamos, o debería ser la humanidad del futuro? Esa es la opción que damos, porque si nosotros nos sentamos aquí hoy y pensamos "Oh, querido, no suena muy agradable, mejor no vayamos allí", entonces estamos retrasando la fecha en que estas terapias serán posibles, y entonces estamos condenando explícitamente a la humanidad a una muerte dolorosa y temprana simplemente porque no quisimos desarrollar estas terapias. 

Aubrey de Grey en una conferencia Ted. 2013

Por el contrario, si hacemos nuestras cosas y desarrollamos estas terapias tan pronto como sea científicamente posible, entonces esta humanidad del futuro, el tema en cuestión, tendrá esa opción. Ellos deberán decidir si imaginan tener un montón de niños y si deben mantener una tasa alta de mortalidad, o no usar estas terapias u otras parecidas. Pero ellos deben, igualmente, decidir qué gente debe vivir mucho más, o si nosotros podemos vivir más si no queremos tener hijos. Personalmente nunca he querido tenerlos, y otros como yo tienen derecho a ese punto de vista, y más bien nos gustaría ser nosotros mismos la próxima generación. Es difícil sostener que se le debe negar el derecho humano a seguir viviendo por un argumento que en realidad sólo se aplica a las demás personas. 

¿Lo consideras un derecho humano? ¿El derecho a vivir más allá de lo que podríamos llamar una vida natural?
Recuerda que dije que el componente de longevidad es un efecto secundario de estar saludable. Ahora hay ciertas cosas que podemos juntar aquí para hacer exactamente lo que digo. En primer lugar, cuando la gente normal está saludable, no pensamos que deberían estar en riesgo de morir. No mucha gente sostiene eso. En segundo lugar, cuando la gente normal no está saludable pensamos que la medicina debería, en general, ser aplicaba para devolverles de nuevo la salud, más allá de cuánta edad ellos tengan. En nuestra actual experiencia médica tenemos el problema de que la edad de uno tiene un impacto significativo sobre cuán efectiva será la medicina aplicada. Pero si eso no fuera cierto, si pudiéramos tener a alguien que se encuentra bien y podríamos hacerlo aún más saludable, independientemente de su edad cronológica, entonces tenemos un asunto muy diferente por completo. Si aceptamos que la discriminación por edad es malo, y que las personas mayores son personas también, entonces es muy difícil argumentar en contra del caso para el desarrollo y la aplicación de los medicamentos que reciben las personas que tienen más edad y buen estado de salud, sobre todo teniendo en cuenta que se lleva a cabo para que vivan más años.
Charles Chaplin, hablando al final de El Gran Dictador, dijo: "el odio de los hombres pasará y los dictores morirán y el poder que tomaron de la gente, volverá a la gente y mientras los hombres mueran, la libertad no perecerá". ¿Nostros queremos un Kim Jog Il inmortal?
Me hacen esta pregunta mucho, y por eso tengo una simple respuesta preparada. La última vez que lo comprobé, el dictador estaba en el riesgo más alto de la tabla de puestos de trabajo. La mayoría de los dictadores no mueren de envejecimiento. Hay algunas personas a quienes este punto les parece la razón principal que les asusta sobre el mundo post-envejecimiento. El hecho es que si hubiera más riesgo de morir porque no se envejece, sólo aumentaría la inclinación de la gente para asegurarse contra una muerte por otros motivos. Hay gente que quiere asesinar a los dictadores de todos modos, pero está visto de que no vale la pena el esfuerzo, ya que sólo basta esperar diez años más o menos.
Cuando salimos al mundo como adultos, queremos ser la próxima generación de personas a cargo. Por mucho que amemos a nuestros padres, tener siempre esas figuras de infancia viéndonos por encima de nosotros parece bastante horrible. ¿Se podrá evitar?
Por supuesto. Es realmente una faceta de jubilación periódica. La forma en que las cosas son hoy en día con respecto a la transmisión del poder, ya sea en el gobierno, familiar o negocios, se estructura en gran medida en el contexto del envejecimiento. Está bien como van las cosas hoy, pero es ridículo sugerir que no podríamos también tener una estructura de cambio de poder que no se base en la existencia del envejecimiento. Ya tenemos elementos de eso en ciertas áreas de la sociedad hoy. Un ejemplo son los límites de mandato en el gobierno. Dentro de una familia, hay personas de diferentes edades cronológicas con diferentes poderes que surgieron del hecho de que los miembros más jóvenes de la familia fueron inicialmente incapaces de cuidarse por sí mismos. Así que tenemos una pista de que cuanto más viejo uno llegue, más poder tiene, más conocimiento y así sucesivamente. Pero no tiene por qué ser así. Podría ser que cuando llegues a ser adulto, más de cincuenta años, entonces todo el mundo a esa edad son tratados como iguales, independientemente de la edad y cuáles son sus relaciones familiares iniciales. Esto implica un cambio cultural, y va a ser más fácil en el contexto de tener menos hijos, ya que una proporción mayor de personas tendrá más de cincuenta.
¿Qué pregunta le gustaría que se le pidiera más a menudo?

"¿Qué tan grande quieres que sea el cheque?". Lo que hago es hacer ciencia detrás del desarrollo de tratamientos contra el envejecimiento. Eso requiere tres cosas. La primera es que se requiere una base científica sólida. Así que la razón por la que podemos hacer predicciones sobre el futuro, aunque de carácter especulativo, se debe a que podemos describir en detalle qué ya existe y hacia dónde vamos desde allí. Así que un buen nivel de tecnología precursora tiene que existir. La segunda es que las personas que están en mejor posición para tomar esta tecnología en las direcciones apropiadas deben estar entusiasmadas con hacerlo. Tienen que ser conscientes de la posible aplicabilidad de su trabajo para la derrota de la vejez de acuerdo al trabajo de otras personas. La tercera es que tienes que tener los recursos para hacer esto realidad.

Me di cuenta hace unos quince años de que ahora tenemos las bases en su sitio, y fue entonces cuando desarrollé el concepto SENS. Sobre el segundo caso es algo que he estado trabajando, conocer a los líderes científicos del mundo en las áreas pertinentes. No nos faltan personas que saben lo que están haciendo. Así que el único vínculo que falta es el número tres, los recursos financieros para hacer el trabajo. La biología es irreductiblemente cara.


Escrito por

Edwin Chávez

Co-fundador @lamula. (Post)estructuralista, narrador sci-fi, cuentista metaliterario, pixel-prototipeador, {css: lover}, poeta [01]nario.


Publicado en

Sala de espera

"Yo no cometía el error elemental de mezclar al hombre con su obra, pero todo escritor sabe que la verdad está en la ficción". Martin Amis